os semanas después de haber usado Misoprostol para interrumpir un embarazo, es necesario que la mujer se realice una ecografía para asegurarse de que el aborto fue exitoso y completo y que no tiene restos en el útero.

Si para la mujer es muy complicado conseguir una ecografía, y no siente ningún malestar, puede hacerse una prueba de embarazo de orina (de las de la farmacia) al menos tres semanas después de haber tomado Misoprostol. Si aplica la prueba antes, es probable que el resultado sea un falso positivo, pues las hormonas del embarazo que detecta la prueba tardan al menos 3 semanas en desaparecer.

Anuncios